jueves, 10 de enero de 2008

LA MANSIÓN WINCHESTER



Hay pocos sitios tan raros como la Mansión Winchester, construcción de estilo victoriano situada en California. Las sorpresas suceden apenas se cruza el umbral, así que se aconseja seguir las recomendaciones de los guías (la casa Winchester sólo se puede visitar acompañado): no desviarse nunca del recorrido propuesto porque nadie puede garantizar que el visitante perdido sea encontrado nuevamente.

UN POCO DE HISTORIA

En 1862, William Winchester, el heredero de la famosa fábrica de rifles a repetición que fue uno de los pilares de la conquista del oeste americano, contrajo matrimonio con la que a partir de entonces sería su esposa, Sarah Winchester.

Sarah y William Winchester


Con una fortuna consolidada y un alto estatus social todo parecía no poder ir mejor. Sin embargo, dos trágicos sucesos dejarían marcada para siempre a Sarah, que nunca se recuperaría de ello. Primero fue la muerte prematura de su hija Annie, y pocos años después, la de su marido.
Esto fue sin duda uno de los detonantes que desencadenarían su extraña conducta en los años posteriores.

LA MALDICIÓN

Sarah Winchester, sin poder encontrar una razón natural para su tragedia, la buscó en lo sobrenatural, dado que en aquella época estaban en pleno auge las reuniones y sesiones de espiritismo.
Sarah contactó con una médium de Boston, según la cuál estaba siendo acosada por una horda de espíritus de indios y soldados muertos por las balas de los rifles durante la conquista del Oeste y la guerra de secesión, así que, aconsejada por esta médium, decidió mudarse para intentar calmar a los espíritus que la acechaban.

Pensó que si les construía una casa especial para ellos estaría a salvo mientras duraran las obras. En caso contrario, y siempre según la médium, ella sería la siguiente víctima de la lista Winchester.

LA LEYENDA DE LA WINCHESTER MYSTERY HOUSE

Sarah Winchester pensó que si la casa nunca se terminaba ningún fantasma podría instalarse en ella, así que mantuvo la casa en construcción día y noche durante 38 años, haciendo y deshaciendo habitaciones, puertas, escaleras y techos.


Concretamente la casa tenía 2 hectáreas y media de superficie, 7 pisos, 160 habitaciones, 10.000 ventanas, 476 puertas, 3 ascensores, 6 cocinas, 47 chimeneas y 52 tragaluces.


Existen escaleras en forma de Y y escaleras y puertas que llevan a la nada.


Se decía que la Sarah era capaz de pasar a través de las paredes, pero se descubrió que la casa tenía varios escondites secretos para controlar el trabajo del personal sin ser visto.

Habitación de Sarah Winchester

Se dice que ya anciana seguía teniendo una magnífica memoria y era capaz de recitar uno a uno los objetos de cada estancia.

EL Nº 13

Existe una notable obsesión por el número 13. Hay 13 baños, y al decimotercero se llega subiendo 13 escalones y tiene 13 ventanas. Todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, el pavimento de entrada está compuesto por 13 sectores, hay 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones que no llevan a ninguna parte, y el testamento de Sarah estaba dividido en 13 partes y fue firmado 13 veces.

Escalera de 13 escalones que no lleva a ninguna parte

Se dice que tras la muerte de Sarah, en 1922, hubo una actividad paranormal considerable.

ESTADO ACTUAL

Aunque la casa sufrió algunos daños serios en el terremoto de San Francisco de 1906, fue restaurada y está en muy buen estado.




En la actualidad, la mansión Winchester es una atracción turística que recibe al año multitud de visitas.


De cuando en cuando, debido a su gran dimensión y sus estancias laberínticas, algún visitante e incluso algún guía se pierde en su interior. Numerosas personas que se ha perdido en la mansión comentan que lo peor no es no encontrar el camino sino la terrible sensación de sentirse observados y acechados por entidades invisibles.

VISITAS

Hay visitas guíadas todos los días y las noches de Halloween y las de los viernes 13 se hacen excursiones especiales guiadas a oscuras, alumbrados únicamente por la luz de las linternas.
En una o dos horas se puede visitar toda la mansión.

No hay comentarios: